lunes 14 de octubre de 2019

CAJA DELIRIO + DELIRIO WINE MAG + EXPERIENCIA

Suscribite por $3800 por mes

Clikeá acá

Envío sin costo
a todo el país

NEWS | Hace 7 meses

Emocionantes vinos por copa

Vico Wine Bar con la apertura de su primer local, revolucionó la manera de beber vino por copa en Buenos Aires.

Fabricio Portelli
Fabricio Portelli

Periodista especializado y sommelier

Vico Wine Bar con la apertura de su primer local, revolucionó la manera de beber vino por copa en Buenos Aires.
Con una oferta inigualable, de 140 etiquetas servidas en los dispensers de origen italiano Wineemotion y bajo el sistema self service, marcó un antes y un después en la historia de los wine bars de la ciudad.
A poco más de un año de su inauguración, sorprende con una nueva apertura en la zona de Palermo.
A su propuesta de cocina de estación y su descomunal oferta de etiquetas nacionales e importadas, suma novedades, como un cheese bar, una chef table para compartir una experiencia más íntima y una amplia variedad bebidas espirituosas, tónicas nacionales e importadas y bebidas artesanales en grifo, como la sangría y el vermú.

La propuesta gastronómica de Vico se destaca por su variedad, desde mollejas hasta pastas y carnes no tradicionales, como el ciervo; la idea es que el menú sea bien amplio para maridar con la enorme variedad de etiquetas que propone el lugar, con una carta distinta al local de la calle Gurruchaga.
La mayoría de los platos se ofrecen en dos formatos: ración -ideal para pedir un par y probar un poco de todo- y principal. Además, en breve, ofrecerán una tercera alternativa: platos extra grandes, como un T-bone de 800 gramos y una paleta de cordero entera, para compartir entre dos o tres personas.
Se destacan la tira de asado braseada con aligot -puré de papas y queso- y ajíes en vinagre; la trucha grillada con emulsión y tempura de coliflor y los tagliatelle de semolín con ragout de hongos y ossobuco.
Los postres ofrecen platos para paladares golosos, así como también para quienes prefieren opciones más refrescantes. Estos últimos se deleitarán con el helado casero de lima y duraznos quemados o las peras con queso Gorgonzola; mientras que quienes se inclinen por sabores más dulces y tradicionales, encontrarán un flan con espuma de dulce de leche y queso y un clásico de los 80, el Charlotte, que se reinterpreta con un nougatine de almendras bañado con chocolate caliente.

Vico, además, cuenta con una cava de quesos; la temperatura y la humedad controladas permiten que las diferentes variedades se estacionen y alcancen perfiles de aromas y sabores óptimos.
Se puede ordenar tablas prearmadas, como una degustación que incluye quesos de diferentes regiones del país; y también armar a gusto y combinar dos, tres o cuatro piezas.

El local de Palermo cuenta con canillas que ofrecen dos clases de bebidas tiradas: vermú y sangría. El primero es vermú Lunfa y puede pedirse solo o bien mezclado con tres tipos de mixers: bitter tonic, ginger ale y tónica. Dentro de los mixers se puede optar la Santa Quina de producción nacional, que está elaborada con quinina natural proveniente del Perú y todos sus ingredientes son seleccionados con muchísimo cuidado, por eso es fundamental el uso de azúcar refinada de primera línea y un mix de cítricos donde predominan el limón, el pomelo, la naranja y la mandarina.Además propuestas importadas de la línea egendaria J.Gasco de origen italiano y una variedad de Fentimans, prestigiosa marca británica de mixers y refrescos de primera calidad, hechos con variedades botánicas y los más delicados ingredientes naturales, recién llegada a Argentina.

Las sangrías, tinta y blanca, se elaboran en forma diaria y combinan vino, frutas, hierbas y especias naturales. Se maceran durante 24 horas, como marca la tradición, y luego se filtran.
Si bien Vico es un wine bar, los cócteles no se quedan atrás. La carta, diseñada por Carlo Contini, cuenta con variedad de cócteles de autor inspirados en España e Italia; algunos ejemplos, Agua de Valencia (cava Freixenet, gin Mare, naranja y Cointreau); Bianca (Cinzano Bianco, Bombay Sapphire London Dry Gin, Sauco, limón & Salvia, Manchego) y Asino Scicliano (Amaro Averna, J. Gasco Ginger Beer y naranja). Tampoco faltan los clásicos, como el Americano, el Negroni y el Martini.

Pero, sin dudas, los gin tonics son las estrellas, ya que se pueden preparar a gusto del cliente; este elije su gin preferido -con marcas de diferentes países, como Le Tribute o Gin Mare, de España; diferentes etiquetas de Beefeater y Bombay, de Inglaterra, o los argentinos Heráclito & Macedonio, La Restinga y Buenos Aires Gin, entre otros- y lo combina con la tónica de su preferencia, anteriomente nombradas (Schweppes, J. Gasco, Santa Quina, Fentimans, etc.). Luego, de acuerdo con el perfil del gin y la tónica, el bartender puede sugerir la adición de un botánico para completar el cóctel, como pepino, limón, etc.
Los esperamos a vivir otra nueva experiencia, con la misma filosofía que nos caracteriza, en el barrio de Palermo.¡ Bienvenidos a Vico Palermo!

+ info en www.vicowinebar.com.ar

Galería de imágenes

En esta Nota

Fabricio Portelli
Fabricio Portelli

Periodista especializado y sommelier

Comentarios