martes 29 de septiembre de 2020

NOTICIAS | Hace 3 semanas

Hoy se festeja el día internacional del Cabernet Sauvignon

Es una de las cepas más plantadas del mundo, y el varietal más consumido en los principales mercados de consumo, y por eso merece una celebración especial. Cómo son los exponentes nacionales de hoy y cómo serán los que vienen.

Cada vez son más las efemérides de vinos, porque más allá de ser oficiales o no, son fechas entretenidas para los consumidores, y significan una excusa más para descorchar un vino. Es cierto que las redes sociales ostentan un gran poder de influencia, y es gracias a ello que en todo el mundo hay festejos alrededor de los principales varietales y tipos de vino. Por ejemplo: 13 de marzo para el Riesling, 17 de abril para el Malbec, primer viernes de mayo para el Sauvignon Blanc, cuarto viernes de junio para el vino rosado, cuarto jueves de julio para el Syrah, 18 de agosto para el Pinot Noir, tercer viernes de octubre para el Champagne, 7 de noviembre para el Merlot, y 4 de diciembre para el Cabernet Franc, entre otros.

En este caso, el día del Cabernet Sauvignon se celebra el jueves anterior al día del trabajador en los Estados Unidos, que este año cae el lunes 7 de septiembre.

Es una variedad originaria de Francia, más precisamente de la región de Burdeos, y se dio por el cruzamiento natural del Cabernet Franc y el Sauvignon Blanc, de ahí su denominación. Su gran plasticidad le ha permitido adaptarse a la mayoría de las regiones vitivinícolas del mundo, siendo en casi todas ellas protagonistas de grandes vinos. Pero su prestigio proviene de Burdeos, y gracias a los Grand Cru Classé. Allí, es la variedad predominante en los tintos de corte, mucho más en la margen izquierda del río Gironde, famoso en las comunas de St. Estephe, Pualliac, St. Julien y Margaux. Mientras del otro lado del río; en las regiones de Pomerol y St. Emilion; dominan el Merlot y el Cabernet Franc. Pero sin dudas es de esos chateaux y sus historias que el Cabernet Sauvignon se convirtió en el paradigma del gran tinto en todo el mundo. Es por ello que, en los demás países productores, además de los atributos de la cepa y su capacidad de adaptación a los distintos terruños, se trata de seguir los pasos de los afamados blends bordeléses. Sin embargo, con el tiempo y la evolución, cada país y cada región vitícola le fue encontrando la vuelta, permitiendo hoy una gran diversidad de estilos, en todos los segmentos cualitativos.

En DELIRIO, desde abril de 2019, nos dedicamos mensualmente a seleccionar solo vinos de alta gama para descubrir, disfrutar y, por qué no, atesorar.

Y si bien es cierto que el Malbec protagonizó el 43% de los vinos seleccionados hasta el mes de agosto 2020 (68), representa una clara muestra de lo que ofrece la industria, ya que se trata del cepaje emblema nacional, el más implantado (44.400 has), el más producido y el mejor logrado en todas las regiones; Cuyo, NOA y Patagonia.

Los Cabernet Sauvignon en DELIRIO fueron cuatro (6%), aunque si se suman los blends con aportes de dicho varietal (8), la participación llega al 18%.

En el mundo, representa el 5% de la superficie de viñedos implantados, con Francia liderando el top five del ranking (46555has), seguida de Chile (42409has), Estados Unidos (40837has), China (40300has) y Australia (23987has).

En la Argentina existen en la actualidad 14279has (según el Instituto Nacional de Vitivinicultura), ubicándola en el cuarto lugar, detrás de la Malbec, la Cereza y la Bonarda. Y si bien las estadísticas demuestran que la superficie ha ido disminuyendo en la última década, a nivel global es un vino muy requerido, con una participación cercana al 15% del total del vino vendido. Si se tiene en cuenta que la Argentina participa en esa torta en menos del 3% con todas sus etiquetas (el Malbec representa un 60%), suena lógico que muchos winemakers empiecen a ponerle el ojo para poder trascender más allá del Malbec.

 

Los Cabernet Sauvignon de hoy y del mañana

José “Pepe” Galante es, sin dudas, una de las palabras más autorizadas para hablar del Cabernet Sauvignon en la Argentina. Desde 2010 en Salentein, supo crear a principio de los 90´un vino que aún hoy permanece como el gran ícono nacional; el Estiba Reservada de Catena Zapata. Con más de cuarenta vendimias de experiencia, el reconocido enólogo destaca dos cosechas por sobre el resto, la 1997 y la 2013, pensando siempre en Cabernet Sauvignon. Y lo ha comprobado con el Primus, uno de los vinos top de Salentein, elaborado 100% con uvas del Vale de Uco. Ese mismo Cabernet es el que participa del Gran Valle de Uco; el vino emblema de Salentein; y en menor medida en el Numina Gran Corte seleccionado para DELIRIO.

La gran ventaja está en el clima continental, no solo de Mendoza sino también de las demás regiones vitivinícolas, porque gracias a ello, los racimos se desarrollan mejor, y sus granos pequeños y de pieles gruesas, concentran más aromas, sabores y polifenoles, que darán vinos con buena estructura y capacidad de guarda.

Según Alejandro “Pepe” Martínez; otro que ya superó la barrera de las cuarenta cosechas, es un cepaje que se da muy bien en el Valle de Uco, aunque hay que tener mucho cuidado con el punto de cosecha para evitar la sobremadurez, y así las notas exageradas de piracinas; esas que recuerdan al pimiento (rojo o verde) y que muchos asocian con el varietal. Los Cabernet de hoy (y los que vienen) son más de fruta negra y especias, con taninos firmes pero finos. Obviamente participa del Casa Boher Gran Corte 2016 que seleccionamos en DELIRIO, en un cuarto (25%) del blend, aportando estructura y longevidad.

La gran dama del vino; Susana Balbo; también estuvo presente con uno de sus vinos favoritos. El Brioso 2017, un emblema de Agrelo y con el Cabernet Sauvignon como protagonista. Y entre los demás blends que conformaron la propuesta de DELIRIO a lo largo de 2019 y 2020, con participación del rey de los tintos, hay exponentes clásicos; como Lejanamente Juntos 2015 (Trivento); clásicos que se fueron “aggiornando”; como el Henry 2016 (Lagarde) y el De Sangre 2017 (Luigi Bosca), un blend creado para reflejar el espíritu de la familia Arizu, dejando el Malbec de lado, pero con foco en otro de sus cepajes históricos; el Cabernet Sauvignon.  Y también hubo modernos, como el Edad Moderna 2018 (Altar Uco) y el Special Blend 2014 (Pyros).

Pero es en los vinos varietales donde mejor expresa su carácter. Y más allá de la gran evolución enológica que vive la industria, las zonas tradicionales con sus viejas viñas, también demuestran que tienen personalidad propia. Como el Primeras Viñas Cabernet Sauvignon Perdriel 2014 (Lagarde). Sin embargo, en el Valle de Uco cada vez hay más exponentes que mantienen el clasicismo varietal, quizás con una frescura más tensa. Como el Trapiche Terroir Series Single Vineyard Laborde Cabernet Sauvignon 2013 y el DV Catena Domingo Vineyard Cabernet Sauvignon 2015. Dos vinos equilibrados y con gran potencial de guarda, a pesar que ya tienen siete y cinco años respectivamente. Claro que para los que gustan de vinos más modernos, con impacto de fruta y frescura, estuvo el Altar Uco 2018, elaborado por Juan Pablo Michelini.

Actualmente, el Cabernet Sauvignon representa casi el 7% de la superficie total, con predominio de Mendoza (10889has). Esto explica por que de los doce vinos seleccionados para DELIRIO sean todos de Mendoza, salvo el Pyros que es de Valle de Pedernal, en San Juan.

Ninguno de los hacedores está pensando en reemplazar al Malbec ya que agradecen poder tener un cepaje que les permita diferenciarse en el mundo, y hasta llegar a competir de igual a igual con los mejores exponentes. Sin embargo, el desafió ahora es consolidar la diversidad argentina con vinos que estén a esa misma altura. Y está claro que el camino es apostar más por el desarrollo de las variedades internacionales; ya consagradas y con una importante participación en las preferencias de los consumidores (como Cabernet Sauvignon y Chardonnay); que por otros cepajes alternativos y originales (como Torrontés y Bonarda), por más bien que se den en suelos argentinos.

Por lo tanto, es de esperar más exponentes de Cabernet Sauvignon en un futuro próximo, y con un desarrollo similar al del Malbec, aunque en menor escala, cada vez con más elegancia, más sentido de lugar y más potencial de guarda.

Cabernet Sauvignon

10 vinos “delirantes” con Cabernet Sauvignon para celebrar

 

Luigi Bosca De Sangre 2017

Luigi Bosca, Mendoza

Con los mejores Cabernet Sauvignon, además de Syrah y Merlot, logran un vino de aromas a frutas negra con leves dejos licorosos. En boca se siente madera ahumada, con taninos incipientes y una buena frescura. Va a evolucionar con la estiba.

Puntos: 90

 

Lejanamente Juntos 2015

Trivento, Mendoza

Tercera cosecha de este blend tinto creado a partir de dos visiones, y se suma el Cabernet Franc al corazón de Malbec y Cabernet Sauvignon. Se nota que el buen balance entre fruta y madera es uno de los atributos que trasciende a las añadas.

Puntos: 90,5

 

Altar Uco Edad Moderna Cabernet Sauvignon 2018

Altar Uco, Tupungato, Valle de Uco

Respetando su estirpe, sus aromas son integrados y austeros, no tan evidentes. De trago fluido, con buena tensión gracias a sus texturas incipientes. Jugoso, con agradable tipicidad varietal de pimientos y fruta roja. Para descorchar o guardar.

Puntos: 91

 

Pyros Special Blend 2014

Pyros Wines, Valle de Pedernal, San Juan

Es un blend de Malbec, Syrah y Cabernet Sauvignon como el 2012, la cosecha fundacional. De aromas intensos y paladar amplio, con frescura, taninos finos, y un carácter frutal marcado. De trago jugoso, con buen potencial, y un final especiado.

Puntos: 91

 

Numina Gran Corte 2016

Bodegas Salentein, Valle de Uco, Mendoza

Blend de Malbec, con Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc y Petit Verdot, que refleja la cosecha, por su paso más fluido y refrescante que el 2015. Paladar franco y voluptuoso, con taninos incipientes y final con ahumados de la crianza.

Puntos: 91

Cabernet Sauvignon

Casa Boher Gran Corte 2016

Rosell Boher, Valle de Uco, Mendoza

Nació como un homenaje a las uvas que forjaron la historia de la bodega, y terminó siendo un vino de corte con la misma proporción de Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc. De aromas complejos, con carácter y cierta fuerza final.

Puntos: 91,5

 

Primeras Viñas Cabernet Sauvignon Perdriel 2014

Bodega Lagarde, Perdriel, Luján de Cuyo

Elaborado a partir de las mejores parcelas seleccionadas cuidadosamente por Juan Roby (enólogo). De aromas austeros y equilibrados, en boca aún se lo siente joven por la tensión de sus texturas finas. La crianza está bien integrada en este vino estructurado, pero a la vez armónico.

Puntos: 92

 

Trapiche Terroir Series Laborde Cabernet Sauvignon 2012

Bodega Trapiche, La Consulta, Valle de Uco

León Laborde siempre supo que ese parral de 50 años junto al Río Tunuyán era especial. Ahí nace el primer (y único) Cabernet Sauvignon de la línea. De aromas elegantes y expresivos, con dejos vegetales y especiados. Paladar contundente y profundo.

Puntos: 92,5

 

DV Catena Domingo Vineyard Cabernet Sauvignon 2015

Catena Zapata, Tupungato

El Cabernet Sauvignon argentino puede dar grandes vinos, y este es una prueba de ello. De aromas delicados a frutas negras con dejos herbales. Paladar franco y fresco, llena la boca con su nítido carácter frutal y texturas finas que persisten.

Puntos: 92,5

 

Brioso Susana Balbo Signature 2017

Susana Balbo Wines, Agrelo, Luján de Cuyo

Desde siempre este blend le hizo honor a su nombre y a su autora, porque es un vino que muestra en cada cosecha la fuerza y la personalidad del terruño. Combinación precisa donde domina el Cabernet Sauvignon, es carnoso, profundo y elegante.

Puntos: 93

Cabernet Sauvignon

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios