jueves 22 de agosto de 2019

CAJA DELIRIO + DELIRIO WINE MAG + EXPERIENCIA

Suscribite por $3800 por mes

Clikeá acá

Envío sin costo
a todo el país

BODEGA DEL MES | Hace 2 meses

En vinos, el suelo también manda

En solo 20 años Bodega Chakana creció, cambió y evolucionó al ritmo de sus terruños. Enfocados en el respeto de la biodiversidad, elaboran vinos frescos y modernos, pensados para disfrutar hoy o guardar varios años.

Fabricio Portelli
Fabricio Portelli

Periodista especializado y sommelier

Fue una de las bodegas que más ruido hizo al inaugurarse, a principios de este siglo; más allá del bajo perfil de Juan Pelizzatti, socio fundador. Inicialmente, la propuesta era 100% Estate; vinos elaborados con uvas propias de la finca que rodeaba a la bodega en Agrelo. Pero varias cosas cambiaron.

En 2006, con la llegada del asesor internacional Alberto Antonini, los vinos tomaron otro vuelo.

Y luego, en el camino de Juan se cruzaron el Valle de Uco y la biodinamia.

CAJA DELIRIO CHAKANA

Hoy, después de casi 20 años, Juan Pelizzatti está conforme con su portfolio, porque no solo pudo darle un orden y una intención a cada línea, sino que ahora hay un estilo definido para cada una: de Agrelo salen los vinos orgánicos certificados Chakana Nuna (alma) Estate.

Los Chakana Estate Selection son vinos del Valle de Uco, donde tienen viñedos propios en Paraje Altamira, en transición para certificar como orgánicos. Y sus vinos top de altura; los Ayni y Cuatro Gatos Locos.

“Hay un matrimonio impuro entre el vino y la biodinamia, el vino es un modificador de la conciencia y no tiene nada que ver con la antroposofía, le conviene al movimiento y no tanto al vino” asegura Juan

Si Chakana fuera un restaurante, Juan sería el restauranteur y Gabriel Bloise (enólogo) el chef, porque juntos son el alma de la bodega y sus vinos. Juan Pelizzatti se dedicó a estudiar profundamente la biodinamia, y sostiene que la biología del suelo es lo más desconocido de la humanidad. Este acercamiento le ha permitido a interpelar los métodos, al menos en sus viñas. “Hay un matrimonio impuro entre el vino y la biodinamia, el vino es un modificador de la conciencia y no tiene nada que ver con la antroposofía, le conviene al movimiento y no tanto al vino” asegura Juan, a quién le parece arbitrario y comercial parte del movimiento orgánico. Para él, agroecología sería el nombre ideal para dicha técnica.

CAJA DELIRIO CHAKANA

Por su parte, Gabriel Bloise es uno de los jóvenes enólogos más activos. Cuenta con el asesoramiento de Claude y Lydia Bourguignon para entender mejor el terroir, sobre todo del Valle de Uco. Y recorrió las principales zonas vitivinícolas del mundo para entender la importancia del suelo y cómo puede influir en sus vinos.

Esta nueva manera de concebir los vinos, respetando la naturaleza por sobre todas las cosas, le ha otorgado un nuevo status a esta joven bodega, que empieza a estar en copa de los consumidores más exigentes.

Galería de imágenes

En esta Nota

Fabricio Portelli
Fabricio Portelli

Periodista especializado y sommelier

Comentarios