BODEGA DEL MES | Hace 4 meses

Descubrí porqué los vinos de altura son diferentes

La diversidad del Malbec está demostrando al mundo que la Argentina puede ser un productor prestigioso más allá del volumen, y los exponentes de altura marcan una gran diferencia, siendo Colomé un auténtico referente

Lo más importante de un vino es lograr embotellar un lugar, ya que nadie puede emular el carácter del viñedo de otro. Eso que tienen muy claro en el Viejo Mundo es lo que atrajo a Thibaut Delmotte, un joven hacedor francés que se deslumbró con el lugar, y se dejó llevar por la tentación de conquistar las alturas con los vinos que allí se podrían lograr.

Y en estos 15 años pasaron muchas cosas. Colomé puede ser considerada una de las bodegas más jóvenes del NOA, pero adquirió la bodega más antigua de la Argentina. Y eso la obligó desde el vamos a estar a la altura de los referentes.

Colomé, vinos de altura

Una de las primeras cosas que hicieron Thibaut y Donald Hess fue respetar el carácter del lugar, e intentar hacer el vino más alto del mundo. Con esas premisas se lanzaron. Pero también fueron los que revolucionaron, de alguna manera, los vinos del NOA. Porque la visión global de uno, junto con la técnica francesa del otro, permitieron vinos intensos y expresivos, pero a la vez frescos. Algo inusual en los vinos de los Valles Calchaquíes de principios del milenio que se caracterizaban por se sobre maduros y cálidos.

Colomé posee cuatro fincas bien diferentes; Finca Colomé a 2300m, donde se encuentran los viñedos que rodean a la bodega, la posada y el museo James Turrell; una muestra de la importancia que le da el matrimonio Hess (dueños de una de las colecciones más importantes del mundo) al arte. Sin dudas, se trata de un paisaje único y majestuoso, el cuál Thibaut logró dominar y llevar a las botellas. Allí, los viñedos se manejan de manera sustentable, siendo la fertilización del suelo a través de abonos orgánicos (compost y estiércoles), elaborados en la granja y huerta. Allí, los visitantes pueden almorzar o quedarse unos días en la posada, rodeados de Malbec, Cabernet Sauvignon, Tannat, Petit Verdot, Syrah, Bonarda y Torrontés.

Colomé, vinos de altura

Por su parte, las fincas El Arenal (2700m) y Altura Máxima (3111m) se encuentran en la zona de Payogasta, y son unas 65 hectáreas aproximadamente. Y si bien en El Arenal hay solo Malbec, en Altura Máxima hay plantadas Malbec, Pinot Noir, Merlot, Syrah; Torrontés, Sauvignon Blanc y Chardonnay. Ambos viñedos son muy extremos, no solo por su lejanía sino porque allí la altura es realmente un factor que desafía a la vid. Fueron muy difíciles los primeros años para lograr que las plantas sobrevivieran a las inclemencias del tiempo. Pero lo han logrado y se han adaptado muy bien, dando uvas con un carácter único.

Colomé, vinos de altura

Por último, La Brava (1750m) se sitúa al norte del valle Calchaquí, son 11 hectáreas con riego por goteo y también con un manejo orgánico y biodinámico. Incorporando una cosmovisión ancestral al manejo agrícola, y programando las tareas de campo en concordancia con los ritmos de la luna, del sol y los planetas, que influyen directamente en los movimientos de los fluidos vegetales, facilitando un crecimiento más armónico de la vid. Esa energía se transfiere también al ambiente y le otorga el sentido místico que caracteriza a Colomé.

Se sabe que a una mayor altura hay una gran exposición solar y una buena amplitud térmica, con 20° de diferencia entre el día y la noche; factor que influye mucho en el desarrollo de las vides.

Por ejemplo, para protegerse de los intensos rayos solares la uva genera una piel más gruesa y oscura, que aportará al vino gran intensidad de color, aromas y sabores.

Pero Thibaut logró aportar equilibrio a tanta fuerza natural proveniente de los viñedos.  Desde siempre fermentan con levaduras indígenas y trabajan con mínima intervención, controlando bien los efectos del clima, y cosechando en el momento justo para generar buena acidez natural. Además, los vinos de Colomé resaltan la fruta minimizando la crianza en madera nueva. El Colomé Lote Especial Tannat 2018 proviene de La Brava (1700m), y posee un paso por roble de 12 meses. Es un vino que refleja el carácter único que puede desarrollar esa uva en el NOA. Colomé Estate 2018 es un blend de Malbec de diferentes alturas, que busca interpretar y mostrar la personalidad que adquiere el cepaje emblema nacional en los Altos Valles Calchaquíes. Es jugoso y expresivo, fresco y con buena concentración de fruta, típico de la altura. En el Colomé Auténtico 2018 la idea es mostrar al Malbec de altura de una forma más cruda, es un tinto desnudo pero muy pensado. Mientras con en el Colomé 1831 la idea es que sea un gran Malbec con crianza, para descorchar hoy guardar por muchos años.

Colomé, vinos de altura

 

Lote Especial Tannat 2018

Bodega Colomé, Cafayate, Salta

Es una de las uvas tintas que mejor se da en el NOA, muy diferente a lo que sucede en Uruguay donde es el emblema. Este vino nace en Finca La Brava a 1700m. Sus aromas son profundos e intenso, pero a la vez cerrados, hay que darle tiempo en la copa para que se abra. De paladar tenso, dominado por los típicos taninos que identifican al varietal, trago fresco y firme, y con un carácter frutal maduro, y una agradable persistencia en boca. Es un tinto que pide una comida importante, carnes de caza o cordero braseado.

Puntos: 90

 

Colomé Estate 2018

Bodega Colomé, Salta

Desde la cosecha 2004 es un vino referente del NOA y de la Argentina, ya que se exporta a más de 25 países. Combinando Malbec de diferentes alturas, el enólogo logra uno de los exponentes más completos del cepaje emblema de los argentinos. De aromas equilibrados que recuerdan a frutos rojos, hierbas y especias, y paladar franco. También fluido, y con el carácter de la fruta conviviendo muy bien con la madera, matizando el final de boca. Es un vino que está para descorchar o guardar por al menos cinco años. 

Puntos: 90,5

 

Colomé Auténtico 2018

Bodega Colomé, Salta

De viñedos de 90 años ubicados a 2300m, este Malbec es un homenaje a los pioneros de la zona, por eso se elabora sin paso por madera para poder reflejar toda la fuerza del lugar. Sus aromas son densos, más de frutos negros y hierbas salvajes, con mucha personalidad. Es voluptuoso y de paso firme, también profundo. Tiene la rusticidad de la altura, y una vez que se acomoda en la copa habla del lugar de manera nítida y contundente. Ideal para alargar la sobremesa, aunque también posee un buen potencial de guarda

Puntos: 91

 

Colomé 1831 2018

Bodega Colomé, Salta

Colomé es la bodega en actividad más antigua del país, y este vino hace alusión al año de su creación. Es una combinación de diferentes Malbec seleccionados de viñedos propios, y cosechados con el punto justo de madurez. Además, reposa 18 meses en barricas nuevas. De aromas complejos y expresivos. Paladar compacto y bien concentrado, con fuerza y equilibrio, y en su final se aprecia el carácter de frutas rojas maduras y especias frescas del Malbec de altura. Es uno de esos vinos que no pueden faltar en la cava personal.

Puntos: 92

 

En DELIRIO queremos estar más presentes en sus casas a través de grandes vinos argentinos, y colaborar para poder pasar de la mejor manera posible este momento que vive el país y el mundo entero.

Ser parte de la Comunidad DELIRIO es tener los mejores vinos, contenido relevante y profesional, junto a eventos únicos; para hacer de cada degustación un momento inolvidable. 

¡Queremos que seas parte de DELIRIO, Suscribite ahora! o contáctate con DELIRIO para cualquier consulta sobre productos.

at DELIRIO

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios