viernes 13 de diciembre de 2019

CAJA DELIRIO + DELIRIO WINE MAG + EXPERIENCIA

Suscribite por $3800 por mes

Clikeá acá

Envío sin costo
a todo el país

NOTICIAS | Hace 1 semana

Burbujas para todos y todas

La evolución del vino argentino de los últimos años ha permitido una diversa propuesta de vinos espumosos naturales para todos los gustos, y para todas las ocasiones.

Fabricio Portelli
Fabricio Portelli

Periodista especializado y sommelier

La evolución del vino argentino de los últimos años ha permitido una diversa propuesta de vinos espumosos naturales para todos los gustos, y para todas las ocasiones.

Ya se sabe que el Champagne (el francés, el original) es el vino más famoso del mundo, y es por ello que en todos los países vitivinícolas donde se producen espumosos naturales tratan de emularlo. Primero utilizando su método, el Champenoise, que implica la toma de espuma o segunda fermentación, botella por botella, por un tiempo prolongado, que puede ir de un año y hasta diez. Luego, empleando las mismas variedades, principalmente Chardonnay (blanca) y Pinot Noir (tinta).

Y si bien las imitaciones nunca llegan a ser tan buenas como los originales, por suerte la Argentina; hace años; apostó por espumantes de estilo propio. Es cierto que aún no ha sido bautizado con un nombre como si lo tiene el Cava español, por ejemplo. Pero su calidad y personalidad ya son reconocibles. Y las principales claves estuvieron en el viñedo; primero por encontrar lugares a mayor altura para que las uvas alcanzaran la madurez óptima, pero con una alta acidez natural. Y luego aprendiendo a determinar el mejor momento de cosecha en base al vino buscado.

Burbujas para todos y todas

Así, con vinos bases más limpios, tensos y profundos, se lograron nuevos blends, y todo el proceso de toma de espuma mejoró. También la adición del licor de expedición; que determina el tipo de vino: Extra Brut, Brut, etc.

Hoy abundan los espumosos nacionales en todos los segmentos de precio con atributos destacables, equilibrio, burbujas finas y persistentes, y los más pretenciosos, con un complejo final de boca. Muchos salen al ruedo sin agregado de licor (Nature), mostrándose al desnudo, y ostentando su añada en las etiquetas; dato clave para saber si se puede o no guardar.

Burbujas para todos y todas

También los Charmat; con segunda fermentación en tanques presurizados; han evolucionado, y son los que mejor pueden expresar el carácter primario de las variedades, ideales para consumos informales. Y más allá de la división que se pueda hacer de estilos, en base al carácter frutal o de levaduras de un vino, lo interesante es que hay para elegir. Algunos son más impetuosos, con burbujas medias y persistentes, mientras que otros se basan en los sabores complejos que da el tiempo de contacto sobre lías durante la segunda fermentación en botella, y las texturas más delicadas que esto permite. El color es otro de los atributos atractivos de los espumantes, que van del amarillo pálido y brillante, cuando se trata de Blanc de Blancs (elaborados solo con uvas blancas), hasta el rosado intenso (elaborados a base de Pinot Noir, generalmente).

Por suerte, ya no hace falta invertir tanto en un Champagne, aunque siempre descorchar una botella del vino más famoso del mundo siempre será una gran ocasión. Actualmente hay grandes vinos espumosos nacionales, de casas que se dedican a hacer Champagne hace más de 300 años, y de bodegas nacionales, algunas de las cuales comenzaron a elaborarlo hace casi 100 años.

Burbujas para todos y todas

 

Este mes, con la caja de DELIRIO vas a poder conocer y disfrutar dos de los mejores exponentes de la Argentina, elaborados por Alejandro Martínez. Un nombre que puede sonar muy coloquial por estas tierras, pero si se le agrega al final Rosell (su segundo apellido) el panorama cambia. Porque Pepe es uno de los enólogos que más ha hecho por el vino espumoso en el país, desde sus inicios en Navarro Correas a principios de la década del 80. Y a lo largo de su trayectoria, vinos como Maison Deutz, Ruinart o Grande Dame de Veuve Clicquot (especialmente 2002), marcaron su camino.

Él es el guardián del estilo de Rosell Boher.

 

Encarnación Rosell Boher s/a

Cavas Rosell Boher, Los Árboles, Valle de Uco

Es el primer espumoso de la casa con nombre propio, homenaje del enólogo a su abuela, esposa del fundador de la bodega a fines del siglo XIX. Un Brut Nature con mayor proporción de Chardonnay que de Pinot Noir. Fresco y elegante, con burbujas finas.

Puntos: 91,5

 

Rosell Boher Brut s/a

Rosell Boher, Valle de Uco, Mendoza

Más allá de su singular apariencia, es en la copa donde más se luce, con la madurez de la fruta y la vivacidad como mayores atributos. Con burbujas finas y un paso equilibrado, con sabores complejos propios de los 40 meses sobre borras finas.

Puntos: 91

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Fabricio Portelli
Fabricio Portelli

Periodista especializado y sommelier

Comentarios