domingo 29 de marzo de 2020

LO QUE VIENE | Hace 1 mes

Vino el 2020, vino en lata

El vino en lata fue una de las cinco últimas tendencias y en Argentina ya hay más de 10 bodegas que adoptaron este envase.

Por segundo año consecutivo, la venta de vinos en lata creció más que en otros formatos en Estados Unidos; principal destino de vinos argentinos; convirtiéndose en una de las tendencias del año.

La lata tiene muchos atributos, es inerte y por ende el vino se mantiene al vacío y sin tomar ningún sabor del aluminio, al menos durante el tiempo recomendado de consumo. Es práctico, para llevar y guardar, y no es necesario usar el sacacorchos. No obstante, no es tan fácil envasar el vino en lata. Actualmente hay bodegas locales que fraccionan directamente en los Estados Unidos, a donde lo exportan a granel. Pero hasta que la tecnología se instale en el país será muy difícil ver vinos en lata en el mercado doméstico, porque el costo de exportarlo, fraccionarlo e importarlo, obligaría a venderlo hoy a un precio de $150 por lata (330cc), cuando la botella (750cc) del mismo cuesta $300 en supermercados.   

Pero las tendencias tarde o temprano siempre llegan. Y al parecer, la accesibilidad y lo atractivo son los atributos más valorados por las nuevas generaciones, que a su vez han multiplicado las ocasiones de consumo de vino, generalmente más informales que las tradicionales, y lo disfrutan en grandes juntadas con amigos, al aire libre, en pic nic, salidas a navegar, campamentos, etc. Además, la lata y el "portion pack" (vino en porciones de tetra brik), con sus llamativos diseños, son innovadores e ideales para compartir una copa en pareja o darse un gusto a diario sin desperdiciar vino. 

Vino en lata, la nueva tendencia

Cabe destacar y recordar que la Argentina posee una superficie cultivada con vid de casi 220.000 hectáreas, repartidas en poco más de 24.000 viñedos, en 19 provincias, lo que representa el 3% de la superficie mundial y posiciona al país en el quinto lugar como productor de vinos en el ranking global. Más de 17.000 productores primarios se reparten de Norte a Sur del país y cosechan las uvas para que las más de 900 bodegas elaboren nuestro vino que llega a más de 120 países. La industria vitivinícola genera más de 106.000 puestos de trabajo de manera directa y 280.000 de forma indirecta.

Sin dudas, Prowein es el meeting point del negocio del vino, pero también el lugar donde se presentan las novedades, y surgen las nuevas tendencias. Allí, en 2019, el vino en lata fue una de las cinco últimas tendencias globales del vino. “Yes, we can” (can es lata en inglés) fue el título elegido para describir el avance del nuevo formato.

Sin dudas, esto está muy relacionado al momento de consumo más que a las nuevas generaciones. Si bien la preferencia por el vino en botella sigue creciendo (10,8% más despachos con respecto al año anterior), aparecen otros envases, como el vino en lata, que llegó, al parecer para quedarse, ya que ha tenido gran aceptación entre los consumidores. Es cierto que el desafío es alto, pero las bodegas que lo intentaron tuvieron respuesta positiva de parte de los consumidores. En Estados Unidos, durante 2018, el vino en lata incrementó sus números: 69% en facturación y 47% en litros con relación al año anterior. Para el mercado interno tenemos nuevos lanzamientos con todas las bodegas y en distintos segmentos para que ayuden a traccionar las ventas. 

Vino en lata, la nueva tendencia

Según Andrés Agnello, Gerente Comercial de Ball Corporation para Argentina y Uruguay, el envasado de vino en lata que pueden ser de gran ayuda porque: Ball cuenta con larga trayectoria en el envasado de vino de calidad y expertise en ofrecer la lata con el tamaño adecuado, perfecto para cada estilo y con las exigencias necesarias para esta industria.

- El vino en lata es la mejor opción que llega para acompañar los nuevos hábitos de consumo. Ball junto con varias bodegas innovaron en una nueva solución de envasado en la industria de bebidas, para el vino de calidad.

- En Argentina es un producto totalmente innovador.

- La lata es perfecta para consumir en lugares informales, como playas, parques, donde hoy en día el vino en botella no es oportuno.

- La lata ofrece al vino una temperatura perfecta y es fácil de transportar, ya que es segura y no se rompe.

- El vino en lata es un producto de alta calidad que mantiene el sabor intacto de la bebida en un envase práctico, innovador y cómodo.

- El vino en lata ofrece nuevos momentos de consumo, ya que es ideal para momentos al aire libre, en eventos de diversión y relajación, como en las playas, parques, piscinas etc. 

- La lata es un envase sumamente sostenible, debido a que es 100% e infinitamente reciclable, ahorra energía y emisiones de gases. En Argentina, su índice de reciclaje es muy bueno, asciende al 79% de las latas que se consumen en el país.

Nuevos vinos en lata 

Ya hay más de 10 bodegas que adoptaron este envase. Se viene el New Age en lata para expandir las ocasiones de consumo donde el vidrio no puede llegar, y para promover el consumo más individual, New Age es un vino dulce con Torrontés y Sauvignon Blanc con una personalidad única, con aromas frutados y florales de gran intensidad. el vino dulce con finas burbujas que es un éxito de ventas desde su creación, sigue aportando originalidad y diseño al mundo del vino. La marca – que logró imponer una propuesta rupturista – estrena una nueva imagen, nuevos colores, más contemporánea, enérgica, urbana y global. Ahora, con el aval de Bodegas Bianchi en su etiqueta, se prepara para presentar en el 2020 una versión en lata de 269 ml, reflejando así las nuevas tendencias de consumo.

Según datos de Kantar 2019, el 90% de los litros que pierde el consumo de vinos es en mano de las cervezas en lata y el aumento de esta penetración en los hogares se da por el crecimiento del canal supermercados. La lata permite una mayor frecuencia de consumo debido a la conveniencia y por ser ideal para consumo individual.

Al respecto Adrian Cura, Gte de marketing de la bodega anticipa: “Nos planteamos como objetivo diversificar nuestra oferta incorporando la lata, un envase recientemente aprobado por el I.N.V para el vino. Así, podremos satisfacer la opción que demanda el consumidor actual, aumentar la penetración en hogares y fundamentalmente, ganar nuevas ocasiones de consumo hoy restringidas o muy limitadas por el envase de vidrio”.

Vino en lata, la nueva tendencia

Finca Las Moras presenta sus innovaciones en vinos y en packs, como la lata de Dadá 7 espumoso, el primero de su tipo en Argentina, cuenta Do Pico. Una propuesta refrescante y de baja graduación alcohólica, ideal para aquellos que prefieren opciones dulces, burbujeantes y ligeras. En sus variedades SWEET -blanco dulce- y SWEET PINK -rosado- el lanzamiento de este nuevo formato está pensado principalmente para un público joven y moderno, aquel que busca captar ocasiones de consumo sin estructuras y que prefieren nuevos caminos de disfrute más simples e informales. Su tamaño más pequeño resulta perfecto para tomarlo en forma individual o incluso en compañía cuando alguien prefiere beber un blanco y otro un rosado. La conveniencia, la accesibilidad y la sostenibilidad sin dudas son algunas de las principales ventajas del vino en lata.

Por su parte, la familia Zuccardi presentó el Santa Julia Chenin Dulce Natural, uno de los vinos más importantes de la bodega y líder en la categoría de vinos dulces. Por la gran aceptación del vino en el mercado, decidieron lanzar y liderar una nueva forma de consumir vinos. Manteniendo el look and feel de la etiqueta actual para que se pueda asociar a la botella de 750 ml.

El vino en lata abre nuevas posibilidades de expansión del consumo en el mercado. Una evidencia de ello es el crecimiento que se observa de esta categoría a un ritmo del 50% en Europa y Estados Unidos. Según un estudio de Nielsen, el crecimiento del vino en lata ya representa un negocio de 45 millones de dólares en USA y un aumento de la producción del 59, 5% en un año. Es el porcentaje de crecimiento más alto jamás contabilizado entre todos los envases alternativos al vidrio.

En base a ello  Bodega Santa Julia, a mediados de noviembre lanzó Santa Julia Chenin Dulce Natural en lata de 355ml (alc: 7.5%). Ideal para los consumidores que piden nuevos formatos para disfrutar en diferentes ocasiones. A esto se le suma la baja graduación alcohólica; haciendo que sea un vino ideal para está época del año.

La bodega busca ampliar momento y formas de consumo de vino. Eligieron el Santa Julia Chenin Dulce Natural por su calidad probada en el mercado. Además, Rubén Ruffo (Gerente de Enología de Bodega Santa Julia) asegura que este novedoso recipiente asegura las características propias del vino manteniendo los estándares de calidad. La lata, que puede conseguirse en supermercados, autoservicios y bares, no altera el sabor del vino, lo que propicia que el recipiente asegure las características propias de la bebida y mantenga los mismos estándares de calidad que la botella original, según Hugo Magalhaes de Ball Corporation, con amplia experiencia en la producción de bebidas en lata.

Dilema, el vino elaborado por Bodega Estancia Mendoza, lanzará al mercado argentino un novedoso envase en lata de 269 ml para sus variedades Rosado y Blanco Dulce y proyecta comercializar un millón de latas.

Dilema, que ya tiene un lugar privilegiado en el público joven y descontracturado, potenciará ahora su inserción en ese target competitivo con una propuesta práctica, innovadora, y más amigable con el medio ambiente, habiendo recibido importantes galardones como el Premio Vinus, en el Concurso Internacional de Vinos y Licores, siendo además exportado y valorado en diversos países del mundo.

"Con este lanzamiento protagonizado por Dilema, un vino fresco y suave que ya está consolidado en el público joven, apuntamos a liderar un nuevo segmento asociado a la innovación, dando una opción vanguardista que es tendencia en el público que apuesta a formatos más desestructurados y ecológicos", afirmó Franco Lubrano, gerente de Bodega Estancia Mendoza.

Vino en lata, la nueva tendencia

Tanto el Dilema Sparkly Pink, como el Dilema Sparkly Blanco Dulce resultan perfectos para compartir cualquier momento, ideales para la temporada del verano, por ser vinos extraordinariamente frescos y suaves, siendo recomendable beberlos a temperaturas cercanas a los 8 °.  Con su lanzamiento al mercado de la nueva línea de vino en lata, Bodega Estancia Mendoza se posiciona en el segmento diferenciado con productos de personalidad propia para el sector joven del mercado nacional.  La nueva opción de Dilema permite ampliar su oferta, con un envase que permite el consumo en porción e individual, que mantiene el sabor intacto, a una temperatura perfecta, fácil y liviano para transportar. Además, al ser 100% reciclable, ahorra energía y reduce las emisiones de gases a la atmósfera. Para este desarrollo Bodega Estancia Mendoza estableció un convenio específico con la empresa Ball que cuenta con una vasta trayectoria a nivel internacional en el envasado de vino de marcas líderes. La empresa cuya casa matriz está en Denver (Estados Unidos) cuenta con un laboratorio especializado que permite desarrollar altos estándares para garantizar la preservación de la calidad del vino de origen.

DELIRIO es la ÚNICA comunidad para conocer y disfrutar los mejores vinos de las más importantes bodegas, es de PERFIL y recibís a través de una suscripción mensual de $4500, la CAJA DELIRIO con 4 excelentes vinos, la DELIRIO Wine Mag con toda la información y participar en EXPERIENCIAS exclusivas. Con envío incluido a todo el país.  Suscribite ahora! o contáctate con DELIRIO para cualquier consulta sobre esta excelente propuesta.

 

 

at delirio

Galería de imágenes

Comentarios